DERMOLIPECTOMÍA CORPORAL – LIFTING CORPORAL

A menudo, después de una pérdida de peso importante, la piel de una persona ha perdido gran parte de su elasticidad natural y no puede adaptarse a una figura nueva, más delgada. A través de la dermolipectomía corporal este exceso de piel que cuelga puede eliminarse a través de procedimientos de lifting corporal, que se adaptan individualmente a las necesidades y los objetivos estéticos de un paciente.
example-effect2
example-effect
Deslice el cursor por la imagen

La dermolipectomía corporal consiste, generalmente, en mejorar la forma y tersura de las piernas y nalgas. En ciertos casos de grandes adelgazamientos puede referirse de dermolipectomía de diferentes zonas corporales.


  • Es una intervención que mejora la forma y la tersura de los muslos y los glúteos. Está indicada en aquellas personas que, por razones personales, por pérdida de peso importante o por lipodistrofias, presentan un descolgamiento de dichas zonas. En los casos importantes puede asociarse a lesiones o molestias por rozamiento de ambos muslos.

    Generalmente se asocia una liposucción de las zonas a intervenir o a una abdominoplastia mejorando de esta forma todo el contorno corporal. Es una intervención que mejora su apariencia, sin embargo antes de tomar una firme decisión, debe revisarse cuáles son las expectativas del paciente y analizarlas con el cirujano.


  • En Arcos Centro Médico Integral evaluamos, inicialmente, a los pacientes para indicar la intervención o tratamiento más adecuado en cada caso. Determinaremos su estado de salud y le explicaremos las técnicas más apropiadas para su caso particular, basadas en la firmeza de su piel y las condiciones de su cuerpo.

    La intervención consiste en traccionar la piel de los muslos y glúteos, dependiendo de su anatomía, de sus problemas y de nuestras recomendaciones. La longitud de las cicatrices dependerá de la cantidad de piel sobrante, pero en estos casos suele ser circular, sin embargo, la longitud de las cicatrices es proporcional a la cantidad de piel sobrante. La elección se hace con el objetivo de que la incisión esté colocada de forma que las cicatrices sean lo menos visibles posibles y puedan ocultarse fácilmente.
    Cuando las cicatrices son largas y evidentes, hay que sopesar la mejoría en el contorno corporal. Le explicaremos cuál es su situación. A través de estas incisiones se realiza la liposucción necesaria para reducir la lipodistrofia facilitar la tracción de la piel y así eliminar la piel sobrante. Se colocará un vendaje especial tras finalizar la intervención.


  • Se realiza siempre en clínica, bajo anestesia general, de forma que no sienta molestias durante la intervención. Debe permanecer ingresado/a de uno a dos días. La intervención puede durar de 2 a 3 horas, dependiendo de la extensión del proceso.


  • Puede presentar algunas molestias que se resuelven con la analgesia habitual que se administra. El vendaje se retira a los dos o tres días, sustituyéndolo por una faja especial o prenda de presoterapia, que deberá mantenerse durante un mes aproximadamente.

    Deberá mantener reposo durante unos días para que la cicatrización sea correcta. Podrá incorporarse a su actividad habitual a partir de los 15 días, aunque evitando ejercicios excesivos durante un mes. Los puntos, generalmente, se reabsorben espontáneamente o bien se retiran entre los 7 y 15 días. La hinchazón mejorará en pocas semanas. Se recomiendan tratamientos de drenaje linfático durante el postoperatorio para mejorar el edema inflamatorio.

    En Arcos Centro Médico Integral los pacientes reciben un control permanente tras la intervención con el fin de revisar la evolución postoperatoria y prevenir posibles complicaciones en la cicatrización.


  • Las cicatrices van mejorando progresivamente hasta hacerse poco evidentes en unos meses. Es una intervención que, bien indicada, tiene unos resultados objetivos y gratificantes. Consigue corregir el contorno de los muslos y de los glúteos mejorando su aspecto corporal y por lo tanto elevará su autoestima.

    El resultado definitivo se aprecia tras unos meses de la intervención pero dependerá especialmente del tipo y calidad de la piel y de los tejidos.